El método ABN es un sistema de enseñanza de matemáticas made in spain que está arrasando en las aulas. Y no es para menos si tenemos en cuenta la rapidez que proporciona en el aprendizaje dese edades tempranas, generando importantes beneficios sobre las capacidades cognitivas de los más pequeños. Se trata, por lo tanto, de un cambio en la metodología de los procesos de enseñanza-aprendizaje de las matemáticas en la etapa infantil. ¿Te gustaría formarte en ello? Consulta nuestra oferta de cursos de educación infantil y especialízate.

Qué es el método ABN y cómo aplicarlo en la etapa infantil

El método de matemáticas ABN, que por sus siglas significa «Método Abierto Basado en Números», es una clara alternativa al sistema de enseñanza tradicional que hemos conocido hasta el momento. Es un sistema de enseñanza de las matemáticas que usa elementos o materiales de nuestra vida diaria para la realización de operaciones; es decir, consiste en que los niños aprenden a sumar, restar o dividir empleando palillos, gomas de borrar o cualquier otro elemento.

Todos conocemos la cantidad de problemas que generaba, hasta la irrupción de nuevos métodos como este, el aprendizaje tradicional de las operaciones. Por lo que, el método ABN permite a los niños aprender a hacer esos cálculos de una manera más sencilla, obteniendo mejores resultados. Especialmente en las etapas más tempranas, en que el método se aplica con diferentes juegos donde los dedos de las manos se cobran todo el protagonismo.

Utilización de materiales comunes para el método ABN de matemáticas

Definido o descrito a grandes rasgos qué es el método ABN y en qué consiste, vayamos a lo concreto. ¿Cómo funciona este método de enseñanza de matemáticas? Es un sistema de aprendizaje novedoso que se puede comenzar a llevar a cabo desde etapas tempranas. El cálculo ABN puede comenzar a aplicarse a partir de los 3 años de edad.

Aclarado este punto, es importante destacar que esta metodología educativa emplea materiales cotidianos, como palillos o pinzas, para que los más pequeños comiencen a hacer operaciones matemáticas sencillas. Se trata de un cálculo mental ayudado con estos materiales. Respecto a la aplicación, se trata de una metodología abierta y adaptada a la madurez de los niños. Lo cual representa toda una novedad en materia de enseñanza.

Cuáles son las ventajas ABN sobre el aprendizaje de las matemáticas

La primera de las grandes ventajas es que aprender jugando es más efectivo cuanto más pequeños son los niños. Esto no solo los mantiene más atentos, sino que les motiva y los ayuda a aumentar el interés hacia una de las materias que más implicación tiene en su desarrollo intelectual.

El hecho de que las clases sean abiertas y de que cada sesión sea una nueva experiencia matemática es otra de las ventajas. Cada niño puede encontrar la solución a los problemas de una manera distinta. A diferente de lo que ocurría con el método tradicional, aquí se pone fin a la manera única de resolver.

El cálculo ABN: un aprendizaje sencillo y natural

Asegurar que se trata de un aprendizaje sencillo y natural no es cosa nuestra. Se trata de una conclusión apoyada por varios expertos a raíz de varios estudios sobre resultados obtenidos. Así, podemos asegurarte que la aplicación de estos algoritmos ABN tienen unas indiscutibles ventajas sobre los niños que las estudian:

  • El aprendizaje es más rápido.
  • Ayuda a mejorar la habilidad de cálculo de los estudiantes desde las edades más tempranas. También se mejora la capacidad de estimación.
  • Es un método novedoso que se basa en sus propios procedimientos matemáticos.
  • Se aleja de las dificultades propias de cálculo matemático tradicional.
  • Aumenta la motivación y el interés de los estudiantes con respecto a la asignatura.

Aprender a sumar con el sistema ABN

La suma es solo una de las operaciones que se pueden aprender con este revolucionario método. En este caso, no obstante, el aprendizaje se inicia mediante el juego y el uso de materiales comunes: palillos de dientes o incluso garbanzos.

Una vez superada esta primera fase, el método contempla tres fases más. La primera consiste en sumar hasta el número cinco utilizando las manos. Estas serán más que suficientes para efectuar la operación matemática.

La suma entre dígitos mayores de cinco con dígitos menores de cinco

Aunque es una etapa más avanzada que la anterior, no reviste demasiadas complicaciones. Imagina que vamos a sumar 9+3. En este caso habría que tener el nueve en la mente para sumar, ayudado con los dedos de la mano, la cifra el 3. Es decir, partiríamos del nueve para sumar mentalmente: 10, 11, 12.

Las sumas con dígitos mayores de cinco

En este caso se usan las manos, pero con dos aspectos importantes a tener en cuenta: sabemos que en una mano hay cinco dedos y en las dos, un total del diez. Esto es importante porque lo que se interpretará en las manos serán los números a partir del cinco y del diez para poder operar de una manera simple y sencilla. En cualquier caso, debes saber que es una etapa que tampoco supone dificultad con respecto al aprendizaje.

Recursos y materiales para aplicar el método de cálculo ABN

Para aplicar este método de aprendizaje matemático sencillo se pueden emplear  numerosas fichas y libros con los que llevar a cabo el método.

Si bien para las operaciones más avanzadas lo más ideal es el uso de fichas y de esquemas, en las primeras etapas la cosa es distinta. Botones, palillos de dientes, pinzas de la ropa, etc. Cualquier material cotidiano puede servir para enseñar a sumar.

Lo importante del método de matemáticas ABN no son los materiales, sino que entiendas que se trata de un sistema de enseñanza que se aleja de lo que conocemos. Es una opción que no quiere que el niño memorice, sino que aprenda en un proceso en el que juegan a partes iguales la memoria, el ensayo y el error. Es un aprendizaje racional y adaptado a los distintos grados de madurez, siendo estos dos aspectos el secreto del éxito del propio método.