Ha llegado el calor y, con él, se acercan las vacaciones. Las nuestras: de los papás y las mamás. Porque, como ya sabréis, las de los niños ¡ya están en marcha! Seguramente, aquellos que no podéis dedicarles toda la semana entera, ya tengáis opciones de lunes a viernes. Pero, ¿y los findes? Hoy traemos algunas propuestas para pasar un fin de semana con niños de lo más divertido. ¡Vente con nosotros!

Si te interesa el ocio infantil y la gestión del tiempo libre, no dudes en matricularte en nuestro Curso de Monitor de Ocio y Tiempo Libre.

Un fin de semana con niños divertido

Las opciones para pasar un fin de semana con niños de la manera más divertida son muy variadas. Pueden ser solo en familia, con más familias o con grupos diversos.

En parte, el mejor plan dependerá de los gustos tanto de las mamás y los papás como el de los niños. Es decir, se deben buscar planes que puedan disfrutarlos tanto los peques como los adultos. Pasar un buen rato juntos os unirá más y aprovecharéis juntos el tiempo.

 

¿Qué debe tener un fin de semana con niños?

Son varios los factores que se deben tener en cuenta para planear actividades para un fin de semana con niños. Entre otros, puede influir el tiempo que haga, las rutinas familiares, la economía familiar o el presupuesto y la planificación del resto de la semana.

Pero, si a lo largo de la semana tenemos en cuenta que queremos aprovechar el fin de semana y planeamos algunas ideas divertidas, llegaremos a él con muchas más ganas.

Por eso, a continuación os presentamos diversas opciones para pasar este fin de semana con niños de la manera que más os apetezca. Podréis encontrar planes con más actividad y planes más relajantes. ¡Solo hay que escoger el que mejor se adapte a vosotros!

 

Planes para pasar un fin de semana con niños

 

1.- Apúntate al “huerting”

Está de moda y para ellos es todo un reto. Crear un pequeño huerto en casa puede ser un plan genial. Además, después de plantar las diferentes especies que hayáis escogido, los niños irán viendo poco a poco cómo crecen. ¡Les apasiona y es un plan que puede ir repitiéndose a lo largo del tiempo!

 

2.- Concurso de dibujos

Si tienes intención de montar un fin de semana para pasar en modo relax, esta opción estará entre tus favoritas. Organiza un concurso de dibujos en el que se tengan que cumplir una serie de parámetros. Puede ser por ejemplo, usar por lo menos 5 colores en cada dibujo, improvisar la silueta de animales en concreto o intentar dibujar con los ojos cerrados. ¡Creatividad e imaginación al poder!

 

3.- Sesión de cine

Hay cine infantil que puede divertir incluso a los adultos. ¿Por qué no haces una selección de algunas de estas películas y organizas una sesión de cine?

La puedes complementar con palomitas, golosinas y comentarios sobre cada escena que os resulte impactante. Recuerda que, en ocasiones, además de entretener, el cine puede educar.

 

4.- Curso exprés de repostería

Si te gusta la cocina a nivel personal, monta una tarde de repostería. Los niños se lo pasan en grande cuando ponen las manos en la masa. Darles la posibilidad de sentirse autónomos con la elaboración de la masa hará que se lo pasen en grande.

Eso sí, debes tener en cuenta que deberás marcar unas normas. Por ejemplo, “solo mamá (o papá) toca los cuchillos” o “solo yo puedo acercarme al horno”.

 

5.- Paseo por la naturaleza

Ya sea en bicicleta, patinete o caminando. Una excusión por la naturaleza es siempre un buen plan. Busca algún lugar cercano en el que podáis pasar el día e incluso hacer un picnic. Si ésta es tu opción, también puedes invertir un rato en preparar junto al peque la nevera que os llevaréis. Si vais a practicar senderismo o excursionismo, realizad siempre las comprobaciones básicas. Que el camino sea fácil y accesible para ellos, que tenga zonas de descanso y, sobre todo, que la previsión meteorológica sea buena.

 

6.- Inventaros palabras

¡Creatividad al poder! Hay miles de juegos que puedes inventarte para pasar un fin de semana con niños divertido. Por ejemplo, el juego de inventar palabras y describir qué significan os amenizarán un buen rato. Además, seguro que se os ocurren ideas ingeniosas que os harán reír a carcajadas.

 

7.- Juegos de mesa

Vivimos conectados a la pantalla. El móvil, las teles, los proyectores, los portátiles… ¿Por qué no te planteas buscar un fin de semana con niños pero sin pantallas? Dejarlas a un lado puede ir bien tanto a los peques como a ti. Saca unos juegos de mesa de toda la vida y enséñale a tu hijo que sin pantallas también existe la diversión. ¿Te apetece?

 

8.- Piscina o playa

Si estás leyendo este post y es verano, ni pensártelo. Pon en tu bolsa de viaje la crema solar, las chanclas y las toallas. Prepara una bolsa nevera con agua congelada y refrescos y ¡al agua, patos! ¿Qué mejor plan se te ocurre que montar castillos de arena, saltar las olas o “hacerse el muerto” junto a tu familia?

 

Alternativas para un fin de semana con niños

Si aún no estás convencida con ningún plan, puedes plantearte buscar actividades dirigidas para familias. Hay visitas guiadas, ‘roomscapes’ para toda la familia o sesiones de baile y diversión para todos los públicos.

Estas actividades de ocio suelen contar con un monitor de ocio infantil que se encargará de que los peques disfruten como los que más.

Si vives en una ciudad, seguro que las conoces. Y, si vives en un pueblo, seguro que no te será muy difícil encontrar alguna opción similar. ¡Incluso puedes planteárselo a más mamás y papás y organizar una tú misma!

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies