La dislexia en niños es un trastorno de aprendizaje que supone una dificultad para leer y reconocer palabras. Se estima que este deterioro afecta a entre el 5% y el 17% de la población. Pero, ¿qué hay detrás de esta alteración del lenguaje? Acompáñanos y te contamos todo lo que debes saber sobre la dislexia infantil. Y si quieres dedicarte profesionalmente al área pedagógica, te recomendamos estudiar psicopedagogía y formarte en la detección y tratamiento de trastornos del desarrollo infantil.

¿Qué es la dislexia en niños?

Lectura lenta, dificultades para aprender el abecedario, faltas de ortografía o escasa comprensión. Estos son los rasgos característicos de la dislexia. Hablamos de un trastorno de aprendizaje que dificulta las capacidades de leer y de escribir, dándose una alteración del neurodesarrollo. Pero hay más. La dislexia en niños también supone problemas a la hora de procesar el conocimiento e, incluso, influye en habilidades motrices y en la percepción visual y auditiva.

Causas de la dislexia en niños

Se estima que el 40% de los hermanos y entre un 30 y 50% de los padres de un niño disléxico también presentan el trastorno. Por tanto, nos referimos a una alteración que se origina, principalmente, por causas hereditarias.

Diversas investigaciones sostienen que varias regiones cromosománticas intervienen en el desarrollo del trastorno, entre las que destaca la alteración de un gen que se ubica en el cromosoma 15, el cual podría participar en la formación de ectopias. Estos desorganizan las conexiones del interior de la corteza cerebral implicadas en los procesos de lectoescritura.

Tipos de dislexia

En general, se habla de dos tipos de dislexia:

  • Dislexia adquirida: se da en caso de sufrir una lesión cerebral determinada.
  • Dislexia evolutiva: no se origina a raíz de una lesión cerebral concreta y es muy frecuente en el entorno escolar.

Sin embargo, en función de los síntomas que presenta el niño, se pueden dar tres casos:

Dislexia fonológica

El niño puede leer palabras que conoce, pero no aquellas que son desconocidas o pseudopalabras. En este caso, realiza una lectura visual y deductiva. Por ejemplo, puede leer «casa» en vez de «caso».

Dislexia superficial

La dificultad se presenta al leer palabras irregulares, se sustituyen letras o se confunden palabras homófonas (por ejemplo, se cambia «habría» por «abría»).

Dislexia mixta

En la dislexia en niños mixta o profunda se deterioran los procesos de lectura a nivel fonológico y visual y se dan errores semánticos.

Cómo detectar la dislexia infantil

Para detectar la dislexia en niños se precisa realizar un diagnóstico temprano para determinar el tipo de intervención más adecuada.

Un niño que tiene dislexia, presentará una o varias características como las siguientes:

  • Lectura lenta y con errores.
  • Deficiencias en la ortografía.
  • Uniones o separaciones incorrectas de palabras.
  • Dificultades en la capacidad de memorización.

Durante la etapa infantil ya es importante ver si el niño tiene dificultades al etiquetar colores o memorizar secuencias cortas como los meses del año o los días de la semana. También es importante fijarse en si el niño presenta problemas a la hora de reconocer, pronunciar y comprender las palabras.

Mientras que, en la etapa de educación Primaria, hay que observar si el menor tiene dificultades al leer y escribir. De ser así, habrá que contar con el apoyo de un especialista para conseguir una detección precoz de la dislexia que beneficiará al pequeño en su calidad de vida.

Los niños con dislexia son capaces de aprender a leer y escribir, pero lo hacen de una forma distinta.  Gracias a técnicas concretas, pueden mejorar sus capacidades de comprensión y memorización de textos. Si crees que tu hijo puede tener esta alteración del lenguaje, es imprescindible recurrir a un profesional cualificado para que pueda orientarte y establecer las pautas de intervención necesarias.

Cómo afecta la dislexia en el aprendizaje

La dislexia en niños supone un trastorno del lenguaje que les afecta de forma significativa en sus procesos de aprendizaje. Estas son las principales dificultades que los pequeños tienen a la hora de aprender:

  • Dificultades para leer: problemas para pronunciar palabras y en la comprensión e interpretación.
  • Alteraciones en la escritura: a los niños con dislexia les cuesta más encontrar sentido a las palabras escritas y saber con qué letras se forma cada palabra. Por ello, cometen varios errores ortográficos, de puntuación y de uso de mayúsculas. Igualmente, se sienten más perdidos al organizar las ideas.
  • Problemas para recordar secuencias: por ejemplo, presentan dificultades para memorizar el abecedario, los días y meses del año o las tablas de multiplicar. También pueden confundir la izquierda con la derecha.
  • Otras tareas como entender y seguir instrucciones, recordar nombres o escuchar y tomar notas, son más complicadas de seguir para los niños disléxicos.

Además de que su proceso de aprendizaje se ve deteriorado, un niño con dislexia suele sentirse diferente al resto y puede sentir mayor frustración y menor motivación por seguir aprendiendo.

Por ello, es importante que las familias y los profesionales de la educación apuesten por metodologías que cubran la diversidad funcional en sus aulas. Los educadores deben trabajar para acompañar a los niños con dislexia y ofrecerles un apoyo adicional para favorecer su adaptación.

Actividades para niños con dislexia

¿Cómo mejorar la dislexia en niños? Para acabar, repasamos algunas actividades para trabajar la dislexiaque pueden ayudar a los pequeños a superar sus dificultades con el lenguaje.

Conciencia silábica

La conciencia silábica es la capacidad de comprender que las palabras se dividen en unidades sonoras más pequeñas que son las sílabas. Para trabajar la habilidad, podemos preguntarle al niño cuántas sílabas tiene una palabra o que identifique la sílaba oculta de una palabra. También podemos pedirle que encuentre qué sílaba se repite entre dos palabras distintas. Por ejemplo: «explanada» y «plano», sería «pla». Otra opción es que el niño ordene sílabas para formar palabras.

Deletreo y rimas

Uno de los ejercicios para trabajar la dislexia en niños es el deletreo de palabras. Se pueden proponer juegos de deletrear en los que se trabaja el nombre de las letras. Otra alternativa son los juegos de rimas como, por ejemplo, la búsqueda de dos palabras que rimen, terminar palabras con rimas, etc.

Por otra parte, juegos de mesa como el Scrabble, los crucigramas o las sopas de letras ayudan a mejorar la conciencia fonológica de forma amena y divertida.

Conciencia léxica

Algunas propuestas para trabajar la conciencia léxica: sustituir una determinada palabra en una frase, separar oraciones escritas entre palabras o escribir frases con un número determinado de términos.

Conciencia fonémica

Para trabajar los sonidos de las palabras en niños con dislexia, podemos pedirles que nos digan cuántos sonidos tiene una palabra (por ejemplo: «e-s-c-o-b-a», tendría seis) o que ordene grafemas para formar palabras. Esto es que, por ejemplo, les damos varias imágenes y que señale las que comparten un determinado sonido. Otras opciones son los juegos tipo veo-veo o dictados de sonido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies