En las primeras fases de la desescalada post-COVID-19, los niños ya pueden salir y empezar a disfrutar del ocio al aire libre. Eso sí, en compañía de un adulto y cumpliendo las medidas de seguridad marcadas por las autoridades.  ¿Sabes cómo sacar partido a los salidas de tus hijos a la calle? Sigue leyendo porque te contamos cuáles son las mejores actividades para niños en el exterior durante estas primeras etapas del desconfinamiento.

Si quieres formarte en el cuidado y crecimiento en la infancia puedes estudiar online con nosotros y convertirte en Experto/a en Crianza y Desarrollo Emocional Infantil. Pídenos más información sin compromiso.

7 actividades para niños durante el desconfinamiento

Después de tanto tiempo sin poder salir de casa, si no organizamos actividades para niños adecuadas, se cansarán de repetir los mismos planes y perderán el interés por airearse. En consecuencia, correremos el riesgo de que empiecen a sentirse más irritables.

La creatividad es la clave. Como describe la proverbial sabiduría china, la clave está en mirar las cosas viejas con ojos nuevos. ¿Estás preparado para inculcarse estos valores a tus hijos? ¡Toma nota de estas ideas!

Salir con sus juguetes

Tu peque puede salir a pasear con sus juguetes favoritos. Una de las actividades para niños más recomendables es otorgarle el rol de responsable de su muñeco favorito.

Insístele en que no debe dejar que se acerque a otros muñecos en la calle, ni aunque sean conocidos. A través del juego, le estarás inculcando las pautas que también debe respetar. De este modo, le resultará mucho más fácil interiorizarlas.

Práctica deportiva

Hacer deporte le vendrá muy bien. Eso sí, conociendo y respetando las normas de salida establecidas. Si en vuestra comunidad todavía estáis en la fase 0, si tiene un hermano, podrán jugar con la pelota o al pañuelo. Si no es así, tendrás que jugar con él o animarlo a realizar pruebas de atletismo. Salir con los patines o el skate es también una buena opción.

Por cierto, ¿qué te parece organizar una competición individual? Establece una o varias pruebas por día y anota los resultados en una cartulina que permanezca visible en su habitación o en la cocina. ¡Le resultará muy estimulante!

¿Qué ves?

Cuando se trata de pasear con niños, existen dos aspectos clave: cuál es el recorrido y qué hacer durante este trayecto. Respecto al primero, elige una ruta con lugares que le atraigan y que despierten su curiosidad. Anticípale qué va a ver y alimenta sus expectativas con realismo.

Además, no te limites a ir a su lado sin interactuar con él. Anímate a organizar juegos verbales que le inviten a descubrir su entorno. ¿Te acuerdas del veo, veo? ¡Podéis ponerlo en práctica!. En realidad, lo que nuestros hijos más valoran es nuestra compañía. ¡Le encantará jugar contigo!

Otros juegos de acompañamiento

Para mantener esa misma tónica, puedes desarrollar tus propios juegos para niños personalizados. Mientras camináis, es posible jugar a enumerar series de palabras. Colores, alimentos, ciudades, nombres de sus compañeros de clase, animales, prendas de vestir, etc., son buenas opciones. Sería una versión renovada de aquel concurso mítico de la televisión de antaño: el añorado Un, dos, tres. El primero que repite o no sabe seguir, pierde.

Durante los paseos, también podéis jugar a actividades para niños como las palabras encadenadas, a reconocer canciones, a la palabra prohibida o a interpretar con mímica títulos de sus películas o series favoritas. ¡No necesitará los columpios si juegas con tu peque de este modo!

Ojo avizor

¿Conoces este juego? Es una de esas actividades para niños que les encanta. Consiste en definir un elemento, por ejemplo, un coche rojo, y convertir en ganador al primero que lo encuentre en el entorno.

También puedes utilizar números de matrículas, prendas de vestir, características personales, animales o atributos constructivos. Así, una placa de coche terminada en cero, una persona con sombrero, un hombre con bigote, un gorrión o una puerta metálica podrían ser objetivos de esta competición observadora.

Narraciones orales

Tienes una oportunidad magnífica para comunicarte con tu peque. Estos paseos con tus hijos han de convertirse en una extraordinaria fuente de comunicación entre ambos. ¿Quieres aficionarlo a la lectura? Cuéntale historias literarias, cuentos, relatos o tramas de películas que te emocionen. ¡Le contagiarás ese interés!

También puedes explicarle cosas de tu infancia, anécdotas de vuestros familiares, vivencias o sucesos acontecidos en los lugares que visitáis, historias humanas relacionadas con su ciudad y todo aquello que consideres atractivo para un peque de su edad.

Recuerda que comunicar es poner lo propio en común. Anima a tu hijo a que también te cuente sus cosas y participe en esos relatos.

Saludador a distancia

Antes de salir de casa, explícale a tu hijo que, si os encontráis con un conocido o un amigo, tendréis que saludar desde lejos. Ni abrazos, ni cuchicheos, ni conversaciones al oído. Nada de eso está permitido. Hazle ver que se trata de un juego que consiste en hablar a distancia, muy poquito rato, sin quitarse la mascarilla y sin tocarse.

Si, por casualidad, tu hijo se encuentra con algún amigo, recuérdale que toca practicar este nuevo juego tan divertido. ¡Seguro que cumplirá las normas!

¿Y si mi hijo no quiere salir?

Después de un confinamiento tan largo y en estas circunstancias, es una situación real con la que puedes enfrentarte. Si tu hijo se niega a salir puede ser por miedo, por pereza, por apatía o por costumbre. Da igual. Lo esencial es no perder los nervios. Desdramatiza. Ponte a su nivel y trata, sobre todo, de entenderlo.

En ningún caso debes obligarlo. Antes o después, querrá. A su ritmo, todo llegará. Es fundamental, eso sí, que hables con él con sinceridad y calma. Adapta la información a su edad, pero sin sobreprotegerlo: ¡los niños son mucho menos frágiles de lo que nos parecen!

Háblale en positivo sobre la importancia de las medidas de protección. Llevar mascarilla o guantes y no juntarse con otros niños nos ayuda a frenar el virus. Recuérdale lo mucho que han hecho por nosotros los sanitarios. Y no olvides incorporar en esta parte el juego del saludador a distancia que te hemos propuesto anteriormente.

Si no desea salir bajo ningún concepto, estudia sus emociones. Puede sentir frustración, miedo, estrés o confusión. Concédele tiempo y utiliza a sus muñecos como argumento para, suavemente, ir inclinando su voluntad. «¿No crees que a tu muñeca Lucía le encantaría tomar el aire?, ¿no vas a acompañarla?».  Estos juegos para niños que incluyen la adopción de roles son muy recomendables y efectivas para inculcar determinados hábitos en los pequeños.

Ya lo ves: reforzar la parte positiva y crear nuevas propuestas y actividades para niños son las claves para normalizar, poco a poco, esta desescalada familiar.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p.e. páginas visitadas). Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies