La psicopedagogía educativa es la disciplina que estudia el desarrollo de modelos educativos para la adquisición de los conocimientos. Entre los más efectivos, destaca el aprendizaje significativo que promueve la asimilación de competencias desde una perspectiva constructiva y donde la persona aprende reestructurando y organizando la información de forma activa. Si te llaman la atención estos temas, te invitamos a formarte con nuestro Máster en Pedagogía y a profundizar en las diferentes metodologías pedagógicas que existen.

¿En qué consiste el aprendizaje significativo?

El aprendizaje significativo se basa en un proceso mediante el cual las personas organizamos y establecemos significados en relación a los conocimientos que tenemos previamente. Es decir, hablamos de un aprendizaje que se da cuando relacionamos información nueva con experiencias vividas y creamos un conocimiento de un sentido propio, puesto que cada uno tiene sus creencias y puntos de vista acerca de una misma cuestión.

Esta teoría es una de las bases del constructivismo y fue elaborada por Paul Ausubel. Este psicólogo estadounidense concluyó que el modelo educativo significativo se produce cuando la persona relaciona información nueva con conceptos ya existentes en su pensamiento.

Hablamos de un aprendizaje activo y constructivo que implica comprender la información y no se basa en la mera tarea de memorización de conceptos. Por tanto, se trata de un proceso menos técnico y con implicaciones afectivas y emocionales, ya que en este caso la persona atribuye un sentido personal a todo lo que va aprendiendo.

Características del modelo de Ausubel

Ausubel planteó esta teoría con el objetivo de establecer un antes y un después en la formas de enseñanza/aprendizaje. Se trata de un modelo que dista en general de los sistemas actuales de evaluación, basados fundamentalmente en pruebas objetivas que implican la memorización de conceptos, fórmulas, fechas y nombres. Contrariamente, la metodología constructivista busca que los alumnos comprendan la materia más allá de memorizarla de forma literal. Para conseguirlo, este método se basa en las siguientes características con el objetivo de proporcionar un conocimiento de mayor valor.

Conecta el conocimiento previo con el nuevo

El aprendizaje significativo es relacional y permanente y esos son sus principales rasgos, ya que de forma continua, el alumno asocia conocimientos nuevos con aquellos que ya posee previamente.

Potencia el interés del alumno

Al proporcionar un conocimiento de valor y que el alumno comprende (y no solo memoriza), se incrementa el interés por seguir aprendiendo nuevos contenidos y relacionarlos con su propio esquema conceptual.

Utiliza ejemplos

Se trata de un aprendizaje contextualizado, ya que se basa en la utilización de ejemplos para fomentar la adquisición de conocimientos. Como sabemos, la ejemplificación es uno de los mejores recursos para explicar el significado de un concepto o tema y que el niño/a pueda comprenderlo de una forma más práctica y específica.

Fomenta la participación y el debate

En este modelo educativo, el alumno desempeña un rol activo y es el propio protagonista de su desarrollo intelectual. A partir de ahí se fomenta la participación, la interpretación de la realidad y el conocimiento compartido (donde los alumnos intercambian ideas, debaten y opinan sobre distintas áreas).

Tiene en cuenta el contexto social y cultural

Todo proceso educativo se da en un ambiente sociocultural. En este caso, es importante que los niños entiendan que el aprendizaje se ve influenciado por las diferentes interpretaciones que le podamos dar en función de la influencia de distintos factores.

Genera una mayor conexión entre alumno y profesor

Este tipo de metodología académica crea un vínculo más cercano entre alumno y docente, ya que este último es el máximo guía de su aprendizaje.

Ventajas de la metodología educativa significativa

En relación a lo anterior, en base a las características del aprendizaje significativo podríamos corroborar que este modelo de instrucción aporta múltiples beneficios:

  • Se trabaja la memorización comprensiva y no literal.
  • El proceso de enseñanza es de mayor calidad y valor.
  • Los resultados académicos mejoran notablemente.
  • Los alumnos se sienten más motivados y, por tanto, se implican más.
  • Se fomenta la opinión, la participación y el debate en el aula.
  • Ayuda a promover el trabajo en equipo, una competencia profesional elemental.
  • Mejora el comportamiento y la actitud del alumno.
  • Se incrementa la satisfacción personal tanto de los alumnos como de los docentes.

Cómo aplicar el aprendizaje significativo en el aula

Los alumnos son los responsables de su propio aprendizaje y toman un rol activo para construir su propio conocimiento. En este sentido, los niños adquieren competencias conectando la nueva información que reciben con el conocimiento previo que ya poseen, es decir, con su estructura cognitiva existente.

Pero de un modo más práctico, ¿cómo se implementa el aprendizaje significativo en el aula? Existen varias fórmulas para fomentar la participación del alumno. Una de ellas es que el docente realice preguntas sobre temas interesantes que puedan llamar su atención. También es efectivo invitar a la hipótesis sobre distintas ideas y ejercitar el brainstorming.

De alguna forma, lo que se busca con este tipo de enseñanza es promover una actitud crítica en los niños y adolescentes y estimular su razonamiento deductivo.

Ejemplos para fomentar el modelo significativo en Educación Infantil

Para acabar, vamos a conocer algunos ejemplos que, si eres docente, te ayudarán a fomentar el aprendizaje significativo en el aula se una forma sencilla y muy efectiva.

  • Aprender los nombres de los animales puede ser una buena táctica para fomentar el conocimiento significativo. Y es que, durante este proceso, los niños comprenden los sonidos de cada animal, sus colores y rasgos más característicos. Posteriormente, si visitan una granja y ven esos animales en su propio espacio, relacionarán lo aprendido previamente en la escuela con lo que están viendo.
  • Aprendizaje por ambientes. Uno de los métodos de instrucción más recurrentes es fomentar el conocimiento en áreas diversas que se localizan en un mismo espacio. En aulas de Infantil y Primaria es muy común encontrar un espacio para la lectura, un rincón para la construcción y otro para que los niños se familiaricen con la naturaleza, entre otros. De esta forma, los pequeños interconectan conocimientos constantemente.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p.e. páginas visitadas). Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies