En los tiempos tan difíciles que estamos viviendo, la desconexión digital es prácticamente una necesidad para liberarnos del estrés que nos causa el continuo uso de la tecnología. Y esto se hace aún más necesario en el caso de los niños y adolescente que, a raíz del confinamiento, dedican muchas más horas a las pantallas hasta el punto de que, incluso, podamos hablar de adicción a estos dispositivos. Para saber más sobre el tema te invitamos a seguir leyendo nuestro post y si quieres profundizar más puedes ampliar tus conocimientos con el Máster en Psicología Infantil y conocer los desórdenes y alteraciones más comunes que pueden influir en el desarrollo infantil.

Síntomas que llaman a la desconexión digital en los menores

Actualmente los niños desarrollan sus capacidades utilizando distintos aparatos electrónicos desde edades muy tempranas. Los expertos coinciden en que esto es alarmante, ya que al estar tan atentos a la realidad virtual llegan a olvidarse de la realidad que les rodea. Aquella que los mantiene alejados de las pantallas. Somos conscientes de que la tecnología es muy beneficiosa. No obstante, todo tiene unos límites y si se utiliza en exceso, puede suponer un riesgo para la salud. Por ello, siempre hay que buscar el equilibrio.

¿Sospechas que tu hijo/a puede ser adicto/a a la tecnología? Presta atención a algunas señales que advierten de que el pequeño/a necesita un detox digital.

Cambios de humor

Una de las señales más claras es ver que tu hijo cada vez pasa más tiempo ocupado con la tecnología y que deja de lado su realidad. Los dispositivos ocupan casi todo su día y, además, despliega comportamientos argumentativos para utilizar más los dispositivos. Incluso, llega a discutir para poder conseguirlo. También es habitual que niños y adolescentes hagan uso de estos dispositivos electrónicos para comunicarse socialmente. Esta rutina se torna alarmante cuando el niño en cuestión no parece interesado en ningún otro estímulo. En este punto alcanzar la desconexión digital resulta imprescindible.

Quiere pasar todo su tiempo frente a una pantalla

Si los niños no cesan en su empeño de pasar todo su tiempo libre delante de una pantalla o si están haciendo algo y solo piensan en los videojuegos o en ver la televisión, es probable que estemos ante un problema. Si observas que tu hijo mira el móvil continuamente, puede que tengas que empezar a buscar una solución.

Miente para utilizar la tecnología por más tiempo

Es habitual que los niños, y especialmente los adolescentes, quieran tener un lugar privado para disfrutar de propio espacio. Se trata de algo natural, pero es aconsejable que como padres y educadores prestemos atención a su rutina para poder establecer los límites necesarios en cada caso.

No podemos permitir que lo normal se convierta en una adicción. Si te has dado cuenta de que oculta las veces que hace uso de los distintos aparatos tecnológicos o de que se va a la cama con ellos, tocará intervenir.

¿Observas síntomas de abstinencia?

Al igual que sucede con cualquier otra adicción, un adicto a las innovaciones tecnológicas también puede experimentar síntomas de abstinencia. En el caso de los niños, parecerán molestos y nerviosos cuando no puedan tener en sus manos el móvil o la tablet y este nerviosismo remitirá cuando vuelvan a utilizarlos.

Niños adictos a la tecnología: ¿cómo evitarlo?

Especialmente en los últimos meses, la tecnología ha impactado en gran medida en la forma de comunicarnos en sociedad. Es innegable que nos ha facilitado la vida, pero también ha ejercido un efecto negativo en el día a día de nuestros hijos. Ha impedido que durante meses hayan podido salir a jugar y correr y a socializar cara a cara con otros niños de su misma edad.

Como padre o madre dispones de las herramientas necesarias para una llevar a cabo una desconexión digital efectiva. Se trata de establecer y asegurar el cumplimiento de ciertas pautas para no desconectar ni de la realidad ni de las prioridades inherentes a ella. A continuación, te explicamos qué puedes hacer para ayudar a tu hijo si crees que es adicto a la tecnología.

El tiempo en familia y la regla de ‘las puertas abiertas’

Pasar tiempo en familia resulta una cuestión prioritaria para todos y esto también influye en el desarrollo del niño. En este sentido, debemos disfrutar los unos de los otros compartiendo un tiempo de calidad.

Para que los niños puedan interactuar con cualquier miembro de la familia y pongan el práctica la desconexión digital, es aconsejable que las puertas del hogar siempre se mantengan abiertas. Con este simple gesto facilitarás que tus hijos interactúen contigo en cualquier momento. Como resultado, la interacción familiar pasará por delante de las nuevas tecnologías.

La lectura, la gran aliada

La lectura posee múltiples beneficios, sobre todo, en los niños y adolescentes. Mientras leen ese libro que tanto interés les causa, estarán alejados de las pantallas. Pese a todo, debemos tener en cuenta que la tecnología está presente en nuestro día a día y que también podemos hacer uso de ella para inculcarles valores y hábitos positivos.

Fiestas para niños como las de antes

Ahora que nos encontramos en plena época estival, para facilitar la desconexión digital puedes implicar a tus hijos en la organización de una fiesta en la que disfruten de la compañía de los suyos. Puedes invitarle a que forme parte de las diferentes decisiones, incluso en el presupuesto destinado a tal fin. Igualmente, puede participar en el diseño de las invitaciones y en el envío de estas o pensar en diferentes juegos, como piñatas, globos de agua, etc.

La importancia del descanso activo

La idea de descanso va ligada a la de no hacer nada. Sin embargo, esto no tiene por qué ser así. Un descanso mental activo puede implicar tareas como las de ayudar en casa, reforzar los conocimientos adquiridos en el colegio, leer un libro que les apasione, hacer manualidades o ¡aprender a cocinar! Existe un sinfín de posibilidades entre las que elegir.

Eso sí, los padres deben predicar con el ejemplo. Por ello, nuestro uso de la tecnología también debe ser limitado, más si cabe, si estamos en tiempo de descanso.

En definitiva, una buena desconexión digital implica la realización de actividades pensadas para disfrutar en familia y junto a los amigos. Y por qué no, también en solitario. Debemos ser conscientes de que un uso responsable de los dispositivos es beneficioso. Se trata de hallar un equilibrio que beneficie a ambos, tanto a padres como a hijos. Y tú ¿apuntas a tu hijo/a al detox digital?

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p.e. páginas visitadas). Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies