A través estimulación cognitiva, los niños y adolescentes mejoran sus capacidades de atención, memoria u orientación, por ejemplo. En este artículo te contamos cómo promoverla, además de explicarte cuáles son los principales problemas cognitivos en la infancia. También puedes adquirir un conocimiento más profesional sobre ello al estudiar coaching y entender la importancia que tiene la estimulación y motivación sobre los más pequeños. ¡Anímate a estudiar con nosotros!

¿Qué es la estimulación cognitiva?

A menudo nos hemos acostumbrado a ejercitar nuestro cuerpo para mejorarlo. Así lo hacemos al practicar deporte o al cuidar de nuestra piel. Nos habituamos fácilmente a hidratarnos para que nuestro cuerpo funcione correctamente, pero… ¿qué hay de nuestro cerebro?

La estimulación cognitiva tiene el objetivo de activar todas nuestras capacidades mentales. Para ello, se desarrollan una serie de técnicas y estrategias para mejorar la memoria, la atención y la creatividad. Aquí profundizaremos en la infancia, pero cabe apuntar que este tipo de estimulación es también efectiva y necesaria en la edad adulta.

La función cognitiva se puede mover entre parámetros normales, óptimos (se estimula debidamente) o deteriorados (no se está desarrollando correctamente). Las personas que tienen una función normal u óptima deberían continuar haciendo un entrenamiento cognitivo para mejorar. Por otro lado, las personas que se encuentran en fase deteriorada, iniciarían un proceso de rehabilitación. En el caso de los niños, lo más frecuente es que se parta de la posición normal, pero es interesante estimularlos para llegar a las funciones óptimas.

¿Para qué sirve y por qué es importante?

Seguramente no te extrañe si te decimos que, al no utilizar y estimular el cerebro, sus capacidades se pierden. De nada sirve ser un estudiante excelente durante toda tu infancia si después no continúas fomentando las habilidades mentales. Entre ellas, cabe destacar la memoria y la atención y, para ello, lo mejor es seguir poniéndote nuevos retos.

Otro caso es el de los niños. Cuando estos nacen, su función cognitiva oscilará entre lo normal, lo óptimo o lo deteriorado. Precisamente de las actividades de estimulación planteadas inicialmente dependerá que se produzca un salto hacia niveles superiores o inferiores. Si los niños no se estimulan correctamente, durante la adultez resultará más complicado conseguir desarrollar algunas de sus habilidades mentales. Además, durante la vejez, cuando el deterioro es más evidente, tendrán dificultades para realizar ejercicios recomendados. Por eso, en cualquiera de las etapas es recomendable utilizar ejercicios de estimulación que puedan resultar en beneficio de todos.

Ejemplos de actividades de estimulación cognitiva para niños

Es posible que, precisamente, la infancia sea la etapa de la vida que más se ha estudiado de cara a la mejora del estado cognitivo. Por ello, hoy en día sabemos que existen diferentes formas de abordar la estimulación en los niños.

Estimulación cognitiva a través del juego

Está claro que cuando una actividad resulta placentera, es mucho más eficaz. De esto trata el uso del juego para conseguir estimular a los niños. Así, mediante los puzzles y los rompecabezas pueden mejorar la visión espacial. Con juegos de mesa favorecerán la memoria y la atención. Y utilizando juguetes en general con los que pueden crear historias, la imaginación y creatividad también se potencia.

Además, cuando utilices el juego deberás tener en cuenta la edad para la que se recomienda el juego en niños. Y no solo eso, sino sobre todo cómo lo utilizan tus hijos. Es decir, de nada sirve que el juego sea apto para niños de su edad si se aburren o no comprenden cómo se utiliza. La edad es importante para un juego, pero cada niño tiene particularidades que hay que tener en cuenta. Su motivación te hará ver si, efectivamente, es lo que necesita en ese momento de su desarrollo.

Estimulación con el deporte

Tradicionalmente, hemos relacionado la actividad física con el cuerpo únicamente. Sin embargo, hoy ya sabemos que también tiene efectos positivos sobre nuestra salud cerebral. Así, además de favorecer el desarrollo de algunas habilidades, es fundamental para disminuir procesos de estrés y ansiedad. Esto es posible gracias a las moléculas que se liberan durante la práctica deportiva, como son los neurotransmisores.

Juegos específicos para entrenar el cerebro

Los niños deciden cuándo un juego les gusta y divierte y cuándo no. Hoy en día, gracias a las nuevas tecnologías, encontramos varios juegos de estimulación cognitiva. En móviles o tablets hay varias opciones gratuitas que te permitirán escoger las mejores propuestas de ocio para tu hijo.

Además, también puedes usar cuadernos más tradicionales con actividades de lógica o comprensión, como pueden ser los acertijos o los sudokus. La clave es conseguir algunos entretenidos que hagan que el niño los pida, en lugar de «obligarles» a realizarlos.

Principales problemas cognitivos en la infancia

En el caso de los niños, problemas como la depresión o la demencia no son tan usuales, aunque sí pueden aparecer con el tiempo. No obstante, cada vez se detectan más casos de TDAH (Trastorno con Déficit de Atención e Hiperactividad). Esta patología generalmente afecta al desarrollo académico de los niños y puede resultar complicado tratarla en algunos casos. Los niños que la padecen tienen problemas para concentrarse, muestran una actitud hiperactiva y suelen ser impulsivos.

Las causas pueden ser genéticas, por desajustes de dopamina, por alteraciones del encefalograma o por otros factores del entorno. Dado que las tres primeras causas siempre han estado ahí, el entorno puede estar produciendo la mayoría de los casos. Cuando hablamos del entorno, nos referimos al estrés, a la ansiedad de los padres o a problemas familiares. No obstante, también puede influir una gestión inadecuada de las emociones, trastornos psicológicos o una educación inapropiada de los progenitores. A menudo se nos olvida que la inteligencia emocional puede ser clave para criar a nuestros hijos. Y cuando esta no se promueve, pueden aparecer consecuencias negativas, como este trastorno.

En resumen, la estimulación cognitiva es esencial para prevenir el deterioro de la mente durante los años de vida. Si este artículo ha despertado tu curiosidad, no dudes en poner en práctica las actividades que te hemos propuesto. Seguro que pronto comenzarás a notar los primeros resultados sobre la estimulación del cerebro. Y recuerda que cualquier etapa es buena para comenzar a realizar estos ejercicios con personas de todas las edades.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p.e. páginas visitadas). Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies