La relación entre familia y escuela es muy importante para el proceso de aprendizaje de los pequeños. Te contamos porqué

Familia y escuela son las dos partes de una de las relaciones más importantes que se establecen en cualquier centro educativo. Ya sean enseñanzas obligatorias o complementarias, la participación y cooperación de las familias y los centros formativos es importante. Con una buena relación se consigue un aprendizaje dinámico, activo y completo. Si te apasiona el ámbito de la educación, no te pierdas nuestro Curso Auxiliar de Guardería.

Las preocupaciones que tienen que ver con la relación entre familia y escuela surgen durante la primera etapa escolar. Y hay algunos factores que, bien analizados, pueden contribuir a forjar, desde el principio, una buena relación familia y escuela. ¿Sabes cuáles son?

Forjar una buena relación familia- escuela

Proximidad y implicación

Aunque elegir escuela pueda parecer sencillo, no es una tarea nada fácil. Los primeros pasos pueden ir encaminados hacia la localización del centro. Y es que dependiendo de la ubicación del centro, la relación entre profesorado y familia puede ser mucho más fácil. Además, esta característica puede favorecer mucho a los peques. Cuanto más cerca tenga el centro, mejores relaciones establecerá con su medio. Por ejemplo, conocerá a los niños y niñas de otros lugares de la zona: parques, actividades extraescolares, piscina… Esto favorecerá que sus lazos de relación se perpetúen mejor y más sólidamente. Por lo tanto, la ubicación es importante el tiempo invertido en los trayectos; también por su beneficio propio, personal y relacional.

Otro punto que favorece una buena relación familia y escuela es el de tener en cuenta si el centro está enfocado o no a la colaboración familiar. Trabajar conjuntamente con las familias es un importante factor para el proceso de aprendizaje de un niño. Si el entorno familiar es también un espacio en el que se aprende y se trabajan habilidades y conocimientos, el proceso de aprendizaje en la escuela puede ser más provechoso y enriquecedor.

Otra de las claves esenciales para valorar cómo trabajará cada escuela en este sentido es iniciar, directamente, la relación entre familia y escuela. Para ello, es importante mostrar interés y ser capaz de analizar críticamente la información que ofrece cada escuela. Es decir, un centro transparente no tendrá ningún problema en comunicar todo el funcionamiento del centro. Así, la familia podrá trabajar en el mismo ámbito y en la misma dirección, para favorecer el aprendizaje del niño o niña.

Proyecto Educativo de Centro (PEC)

Todos los centros educativos cuentan con un Proyecto Educativo de Centro (PEC). Este documento descriptivo normalmente se puede consultar actualizado en la página oficial del centro. En él, se puede conocer la institución y las metodologías de enseñanza que se emplean para las diferentes etapas. Además, hay elementos propiamente descriptivos que informan sobre la ubicación del centro, la disposición de las aulas, los espacios con los que cuentan, la cantidad de alumnos matriculados, la calidad de las instalaciones, etc.

Tratamiento integrado de los idiomas

Otra de las características que se puede encontrar en el PEC y que es, sobre todo, esencial para comunidades bilingües es el tratamiento de los idiomas. Hay familias que le dan especial importancia a los idiomas. Ellos consideran que conocerlos se convertirá en un punto a favor para los niños. Por esta razón, es recomendable aclarar este punto con el centro. Si cumple con esta premisa, la relación entre ambas partes será mucho mejor.

Otras informaciones a tener en cuenta

Además, a la hora de valorar cómo elegir un centro que garantice una buena relación familia y escuela, también hay otros puntos. Por ejemplo, se deben tener en cuenta cuestiones como los horarios de la escuela. Los servicios extra que ofrecen (ludoteca, extraescolares…), instalaciones y estado de conservación… Asimismo, se pueden buscar referencias del equipo directivo y el claustro de profesores.

Familia y escuela: la importancia para los niños

Resulta muy importante que las familias realicen un análisis profundo del PEC para que el colegio que elijan sea adecuado. Es cierto que la elección de escuela no garantiza el éxito educativo. Sin embargo, la compaginación de la familia con la escuela sí garantiza el correcto camino de aprendizaje. El alumnado debe recibir informaciones que se complementen y nunca que se contradigan. Además, la familia debe poder acceder al centro y consultar o pedir información de manera cara, transparente y comprensible.

Cómo establecer relaciones

La sincronía entre familia y escuela es muy importante. Para ello, se recomienda tener contacto telemático y presencial con el centro. Es decir, es importante que se pueda tener, por ejemplo, una tutoría de padres madres y tutores. Pero también es interesante que la escuela y la familia puedan estar en contacto mediante correo electrónico, telefónico o por otros servicios de mensajería. La comunicación entre lo que sucede en casa y lo que ocurre en el centro es igual de importante. Es una buena manera de evitar posibles problemas de aprendizaje. Asimismo, también es otra forma de detectar a tiempo problemas de comportamiento o situaciones de acoso escolar.

Cómo realizar ejercicios

Los ejercicios que contribuyan a la unión de la relación familia y escuela también favorecen la relación entre ambas partes. Además de la comunicación, reforzar los mismos valores educativos en los diferentes espacios puede resultar muy positivo para su fijación.