La ciencia define la superdotación como la gran capacidad de aprendizaje que tienen determinados niños, quienes se interesan por aprender y entender, y que son capaces de tomar decisiones y de solucionar problemas de manera efectiva. Es decir, es un término que se refiere a todas aquellas personas que tienen un nivel de inteligencia superior al resto. Pero, ¿cómo detectarlo?, ¿qué señales nos indican que un niño es superdotado? ¡Lo vemos!

Si te interesa el ámbito de la psicología infantil y quieres profundizar en las capacidades que se desarrollan en la infancia, te sugerimos estudiar el Curso Guía MontessoriAsí podrás especializarte en este método educativo tan efectivo.

Niños superdotados: ¿cómo reconocerlos?

A la hora de valorar si un niño es superdotado, es importante diferenciar entre el hecho de ser inteligente y tener altas capacidades. Y es que, todos los superdotados son inteligentes, pero hay personas que son inteligentes, y no superdotadas. La principal distinción la encontramos en el coeficiente intelectual. En los superdotados, este es igual o superior a 130 y, además, se caracterizan por tener rasgos de personalidad muy concretos.

Estas son algunas de las señales que podrían indicar que un niño tiene altas capacidades:

  • Desde que son bebés, son muy demandantes y hábiles en el movimiento.
  • Pueden decir su primera palabra a los cinco meses y empiezan a hablar a los dos años aproximadamente, haciéndolo con mucha fluidez.
  • Desde una edad temprana, tienen un vocabulario muy rico y son muy correctos con la gramática.
  • Pueden comenzar a leer antes de los cuatro años.
  • Tienen una gran capacidad de aprendizaje y una curiosidad muy abierta. Asimismo, poseen una memoria brillante y tienen mucha facilidad para aprender a leer y escribir de forma autónoma.
  • La superdotación se caracteriza por una extrema sensibilidad. Además, estos niños tienen poca tolerancia a la frustración.
  • Tienen mucha empatía y se comprometen con las causas justas.
  • Son muy observadores y tienen un sentido de la intuición muy desarrollado.
  • Razonan a una edad temprana y suelen reflexionar sobre varias cuestiones relacionadas, por ejemplo, con la existencia.
  • También son autocríticos, competitivos y exigentes.
  • Suelen ser muy distraídos con las tareas que no les interesan.

No obstante, no hay una norma universal para todas y muchas veces pueden darse excepciones. Es decir, no todos los niños que tienen altas capacidades comparten las mismas características.

Para conocer qué señales pueden indicar que un niño es superdotado, también es interesante conocer el modelo de los tres anillos, elaborado por el especialista Joseph Renzull, que permite conocer las principales características que definen el potencial de las personas. Según este método, las personas superdotadas presentan las siguientes cualidades: motivación, altas capacidades y creatividad.

La importancia de diferenciar la superdotación del TDAH

Habitualmente, se confunde a los niños con altas capacidades con quienes sufren Trastorno por Déficit de Atención (TDAH). Los superdotados,  a tratarse de niños especialmente movidos, suelen recibir diagnósticos erróneos. Esto también es así porque, en general, la superdotación y el TDAH comparten cuatro rasgos:

  • Hiperactividad motora.
  • Falta de atención.
  • Dispersión.
  • Impulsividad.

Sin embargo, no tienen nada que ver. El exceso de la actividad motora en los niños con altas capacidades no perjudica a su aprendizaje.

Tipos de superdotación

De acuerdo con la legislación española, según se establece en la Ordenación de los Alumnos con Necesidades Especiales, se pueden distinguir varios tipos de superdotación.

Superdotación creativa

Los superdotados creativos son aquellos que se caracterizan por un alto desarrollo del sentido del humor y una disposición por las actividades lúdicas. Se trata de una superdotación más difícil de identificar. Para hacerlo se emplean determinadas pruebas que examinan características como la riqueza en la imaginación, la originalidad o la fluidez en las ideas, entre otras.

Superdotación con un alto coeficiente intelectual

Un coeficiente intelectual sobre los 140 puntos indica una inteligencia superior. En el caso de los niños, estos mantienen la atención más activa que la media. Además, tienen una gran capacidad para reaccionar y superar obstáculos. Asimismo, son inconformistas y críticos con el resto, además de ser más conscientes de lo que sucede a su alrededor.

Dentro de este tipo de superdotación, también encontramos la que presenta una precocidad extrema. Aquí se incluyen aquellas personas que, además de ser superdotadas, tienen algún tipo de trastorno grave de personalidad (normalmente suele ser esquizofrenia). Este colectivo, durante la infancia, tienen muchos obstáculos para relacionarse y suelen aislarse del resto. Además, pueden llegar a relacionar lo que aprenden con la realidad que viven. Lo cual les puede llevar a adoptar comportamientos poco tolerantes. Pero, a pesar de ello, cuentan con una gran capacidad para aprender rápidamente.

Educación escolar y superdotación

Si echamos un vistazo al contexto educativo actual, desafortunadamente, los niños superdotados no reciben la atención que necesitan en la gran mayoría de casos. De acuerdo a los especialistas, nuestro sistema educativo no logra estar a la altura de la superdotación. Y es que, los centros, tanto públicos como privados, apuestan por metodologías orientadas a la media. Por tanto aquellos que se salen de la regla, muchas veces no cuentan con una atención diferenciada.

De hecho, debido a esta respuesta que reciben, los padres de niños con altas capacidades suelen ocultarlo a la sociedad. Sienten que son una minoría y son percibidos como personas que buscan un afán de superioridad.

En este sentido, es importante apostar por un sistema educativo menos rígido y más flexible, que potencie la creatividad y la innovación para poder exprimir el potencial de estos pequeños. La memorización, la continua repetición de conceptos y la rigidez de la enseñanza suponen barreras para la integración social y educativa de los superdotados. Sería interesante poner el foco en la educación emocional para inculcar un aprendizaje mucho más productivo.

¿Qué hacer si mi hijo es superdotado?

Si sospechas que tienes un hijo superdotado, lo más recomendable es acudir a un psicólogo especializado en la detección de altas capacidades. Y, además, es esencial comunicarlo al centro escolar para que pueda adaptarse al caso.

Los padres o tutores legales juegan un papel fundamental en la detección de niños superdotados. Además, se trata de un colectivo que, en muchos casos, sufre rechazo por parte de otras personas. Por ello, es importante estar atentos a cualquier tipo de marginación y velar por su buen desarrollo intelectual, pero también psicológico.

 

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p.e. páginas visitadas). Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies