En plena época de vacaciones, viajar con bebés puede parecer ‘a priori’ complicado y muchos padres y madres tienen dudas sobre cómo y a dónde desplazarse con ellos. Lo cierto es que en la práctica es más sencillo de lo que parece y hay muchas posibilidades para disfrutar de una escapada en familia. ¿Cómo, cuándo y dónde? Te guiamos para que puedas organizarlo todo de forma práctica y segura. Fórmate con el Máster en Pediatría para conocer todos los cuidados y atenciones que requieren los recién nacidos.

Todo lo que debes saber para ir de vacaciones con un bebé

Son muchas las preguntas que surgen cuando por primera vez llevamos un bebé de viaje. Además, las opiniones ajenas tampoco juegan a favor, porque seguro que has escuchado el típico comentario «con un bebé no podrás viajar tanto». ¡Nada más lejos de la realidad! Lo primero que debes saber es que se puede viajar con bebés y disfrutar de una experiencia maravillosa, descubriendo mundo juntos.

Eso sí es importante elegir un buen destino, llevar con nosotros todos los accesorios necesarios y elegir el medio de transporte adecuado. En definitiva, la organización será tu mayor aliada para viajar con un bebé de forma fácil y segura.

¿A qué edad es recomendable viajar con un bebé?

Desde su nacimiento, el bebé puede ir en coche, tren o autobús con el bebé sin problemas. No obstante, es importante que el viaje no sea muy largo y que tengamos a nuestro alcance su comida y accesorios necesarios. En cuanto al avión, lo más recomendable es volar con el bebé desde su segunda semana de vida y, si el viaje dura unas 10-12 horas, lo más indicado es esperar hasta que cumpla su primer mes.

Eso sí, hay que tener en cuenta que la llegada de un nuevo integrante a la familia requiere un poco de tiempo, tanto para permitir que el bebé se adapte bien, como para que la familia vaya acostumbrándose a una nueva rutina de vida.

Viajar con bebés en avión, en coche o en tren

En general, los bebés pueden viajar en coche, tren, autobús, avión e, incluso, barco, pero sí es importante seguir algunas recomendaciones en función del medio de traslado que elijamos.

  • Viajar con el bebé en coche tiene muchas ventajas porque puedes planificar el trayecto a tu medida. Elegir una silla adaptada y cómoda para el bebé y realizar descansos frecuentes es clave. Es conveniente parar cada una o dos horas para favorecer la movilidad, aunque cada bebé es un mundo y sus necesidades pueden ser distintas. Por lo que hay que escuchar la demanda de cada uno de ellos. Asimismo, es bueno conocer de antemano las áreas de servicio y estacionamiento para que parar a descansar y tener el viaje «más controlado».
  • Ir con el bebé en tren también es otra alternativa similar y muy cómoda. Podemos aprovechar su amplitud para dar paseos con el bebé en brazos o en su sillita.
  • Viajar con bebés en avión es una opción mejor de lo que se piensa. Y es que, además de que las aerolíneas suelen facilitar el proceso, el viaje se hace muy corto y puedes embarcar de forma prioritaria. Para hacer el trayecto más ameno al pequeño se aconseja que el bebé succione y esté hidratado, especialmente en el aterrizaje y despegue, para que se evitar que se le taponen los oídos y prevenir molestias.

¿Cuáles son los mejores destinos para viajar con bebés?

Si te quedas por España tienes muchas opciones. Desde las Islas Baleares hasta las Islas Canarias, pasando por la costa de Andalucía y si, lo prefieres, también puedes desplazarte hasta el norte, y disfrutar de unas vacaciones con tu bebé en el País Vasco, Galicia o Cantabria.

Si quieres salir de España con tu bebé a un sitio cercano, uno de los destinos más idóneos es Portugal. Tiene playas, buena gastronomía y no es un lugar demasiado grande. Otras opciones próximas y acogedoras para viajar con bebés son Francia o Italia a nivel europeo.

Lo ideal es elegir un lugar no demasiado grande ni masificado, pero que esté bien comunicado con todas las prestaciones necesarias y que tenga un clima cálido-templado que resulte .

Recomendaciones básicas para unas vacaciones con bebés

Además de saber cómo viajar con bebés en coche, avión y otros medios de transporte, hay algunas recomendaciones básicas que hacen del viaje y la estancia una experiencia mucho más amena. ¡Apunta!

Elegir un buen destino y alojamiento

Para viajar con bebés de forma segura, fácil y práctica lo más importante es planificar un buen viaje y sobre ello es clave elegir un destino cómodo e idóneo, así como un alojamiento que cubra todas las necesidades. Por ejemplo, escoger un apartamento o un bungalow pueden ser buenas alternativas si buscamos una mayor flexibilidad, acceso a cocina y un espacio más amplio.

Llevar el equipaje necesario

Llevar los accesorios necesarios y todo el equipaje que necesitamos para cuidar del bebé es imprescindible para que el viaje con ellos salga bien. Hay cosas que sí podrás comprar en tiendas y supermercados cercanos, pero, por ejemplo, el carrito, la mochila portabebé y los pañales y comida suficiente para el trayecto, son esenciales que no pueden faltar.

Organizar las comidas

Si das el pecho a tu bebé no deberás preocuparte demasiado ya que siempre tendrás la comida lista y al alcance. En el caso de darle el biberón, bastará con encontrar un bar o restaurante donde poder calentarlo. También puedes adquirir potitos preparados o prepararlos en el alojamiento si prefieres comida más natural.

Durante el viaje se aconseja llevar recipientes isotérmicos y mini-neveras portátiles para mantener la comida a buena temperatura.

Adaptación a una nueva realidad

¿Has tenido un bebé y crees que viajar ahora será un quebradero de cabeza? Deja esos pensamientos y ábrete a la idea de pasar unas vacaciones con tu pequeño. Será diferente sí, pero que sea distinto no tiene por qué significar algo negativo, y seguro que este primer viaje con el bebé será una experiencia maravillosa que recordarás por siempre. ¡Disfruta de los nuevos descubrimientos!